Su asesor le informa

Bienvenidos a nuestro espacio de comunicación en el que le presentamos información que esperamos sea de su interés. Ramón Lleonart.

¿Quién acabará pagando el impuesto que grava las hipotecas?

El Tribunal Supremo ha determinado que quien debe pagar el impuesto sobre actos jurídicos documentados en las escrituras públicas de préstamo con garantía hipotecaria es el prestamista (normalmente entidad bancaria o crediticia), y no el destinatario del préstamo concedido.

En sentencia de fecha 16/10/18 (Sala  de lo Contencioso-Administrativo, Sección Segunda, número 1505/2018) se modificó la anterior jurisprudencia y, en una novedosa interpretación del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y de su Reglamento, concluye que el sujeto pasivo de esta modalidad (AJD) del Impuesto de Transmisiones en las escrituras notariales de préstamo con garantía hipotecaria, no es el prestatario (cliente), tal como se ha sostenido hasta ahora, sino la entidad bancaria o crediticia que concede el préstamo.

Fundamento: el negocio jurídico inscribible es la hipoteca, y el mayor interesado en el otorgamiento de la escritura pública y posterior inscripción registral de dicho negocio es el prestamista, quien podrá ejercitar las acciones ejecutivas que derivan de la hipoteca únicamente si media tal inscripción, y no el deudor del préstamo.

Asimismo, la sentencia anula el artículo 68.2 del Reglamento del impuesto (que establecía que el prestatario es el sujeto pasivo del impuesto) por ser contrario a la ley.

¿A quién afecta, en el tiempo, el contenido de dicha Sentencia?

El Tribunal no se pronuncia a este respecto, por lo que habrá que esperar a que se reúna el Pleno de dicho órgano jurisdiccional y aclare el alcance y los efectos retroactivos de la sentencia comentada. La puesta en escena, el 5 de noviembre.

En consecuencia, si Vd. liquidó y pagó de su bolsillo el ITPAJD por la constitución del préstamo hipotecario, puede tener derecho a la devolución de la cuota pagada. No lo dude, hagamos el estudio y, si lo encuentra conveniente solicitamos la devolución. Póngase en contacto con nuestro despacho y le atenderemos como se merece.