Los gastos deducibles en el IRPF: Actividades económicas II

Es posible que las existencias del almacén sufran algún deterioro que impida su venta, tales como roturas, mellas, u otras circunstancias que imposibiliten su comercialización, o bien que deban salir al mercado a un precio incluso inferior al de adquisición. Tales circunstancias influirán en la cuenta de resultados, pues podrá computar una variación de existencias negativa que será deducible si está justificada.

 

Un buen día se levantó con la idea de hacer limpieza en el almacén; llamó al Centro de Reciclaje para que se llevasen estas mercancías deterioradas y aprovechar para mejores tareas la superficie que ocupaban. Pues bien, aparte de optimizar la disponibilidad de la nave, contablemente esto no tiene mayor importancia (ese día). Eso sí, al cierre del ejercicio (normalmente 31 de diciembre) deberá ajustar el saldo de la cuenta de existencias al realmente existente, lo que va a arrojar una pérdida contable, lo que significa:

  • De un lado, la disminución del inventario genera la reducción del “margen bruto” (ventas menos coste de ventas), distanciándose del promedio del sector (el que mantienen otras empresas de la misma actividad).
  • Alguien (imagínese quién) podría barruntar que esa mercancía ha “desaparecido” sin haberse sometido a los rigores de una factura emitida en forma. Aunque esa apreciación, por sí sola, no generaría mayores consecuencias, unida a otros factores o circunstancias (errores en la contabilidad, falta de presentación de declaraciones, excusa o negativa a la colaboración con los funcionarios de la AEAT) podría generar consecuencias fiscales no deseadas.

Recomendación:

elabore un informe relativo al estado en que se encontraban las mercancías antes de la destrucción y los motivos del quebranto, incluso con fotografías; valore la necesidad de que un notario levante un acta en el momento de la destrucción, para justificar la baja en el inventario (y que no hay ventas sin factura). Si las entrega a una empresa de reciclajes, solicite que le expidan un albarán de entrega detallando al máximo los productos que retiran y su referencia.