Su asesor le informa

Bienvenidos a nuestro espacio de comunicación en el que le presentamos información que esperamos sea de su interés. Ramón Lleonart.

Donativos: ¿mejor solo o acompañado?

D. Magnánimo y Dª. Generosa son un matrimonio comprometido con la sociedad, bondadosos y pródigos con algunas entidades e instituciones no lucrativas que se dedican a ayudar a los socialmente más desfavorecidos, a las que efectúan donativos para su sostenimiento.

Desde el ejercicio 2015 las deducciones en el IRPF, aplicables a los donativos realizados en favor de entidades de utilidad pública acogidas a la ley de entidades sin fines lucrativos, se han modificado: los primeros 150 euros de donativos disfrutan de una deducción del 75%, mientras que por el exceso la deducción es del 30%, o del 35 % si ha efectuado aportaciones iguales o superiores durante 2 o más años a la misma entidad.

Sin embargo, como Magnánimo y Generosa presentan declaración individual (les sale un resultado más favorable que la modalidad conjunta), les puede favorecer fiscalmente “repartirse” su caridad entre ambos; veamos un ejemplo para mayor claridad: si efectúan un donativo de 400 euros (desde hace más de 2 años) a una entidad no lucrativa, veamos la diferencia del coste real del donativo en el siguiente cuadro:

 

Concepto

Magnánimo

Magnánimo y Generosa

Magnánimo

Generosa

Donativo efectuado

400

200

200

Deducción IRPF

-200

-130

-130

Coste neto del donativo

200

400 – 260 = 140


Nuestro consejo: Si va a efectuar donativos superiores a 150 euros al año, realícelos a partes iguales con su cónyuge. Así su coste neto será menor.