Cómo actuar ante una situación de emergencia en la empresa

Durante la época estival las elevadas temperaturas pueden provocar situaciones de emergencia que exigen una rápida actuación para superarlas. Cualquier persona puede sufrir una lipotimia, un desmayo, un desvanecimiento o un desfallecimiento, motivado tanto por la elevada temperatura en el lugar en el que se desenvuelve, como por el fuerte contraste que existe entre la temperatura interior del puesto de trabajo y la exterior, o por una súbita bajada de tensión.

Por todo ello, le damos a conocer unas pautas de actuación que deben seguirse en caso de que cualquier persona (empleados, clientes, proveedores, etc.) sufra una lipotimia (pérdida súbita del conocimiento durante un corto periodo de tiempo motivada por la falta de oxígeno en el cerebro) o una insolación (reacción provocada por la exposición prolongada al sol).

Cuando una persona sufra un episodio de lipotimia o insolación es conveniente tomar las siguientes precauciones:

  • Trasladar al afectado a un ambiente fresco, en el que circule el aire.
  • Si se está en el exterior, no mantener al afectado expuesto al sol.
  • Colocar a la persona en posición de seguridad, tumbado y de lado, para evitar que la lengua obstruya la garganta y le impida respirar.
  • Si estuviera inconsciente, deberá requerir la presencia de los servicios sanitarios y no suministrarle ningún medicamento ni bebida.
  • Aflojarle la ropa de alrededor del cuello y cintura.
  • Evitar la acumulación de gente a su alrededor.
  • Enfriarle aplicándole toallas o paños húmedos y proporcionarle pequeñas cantidades de agua si está consciente.
  • Cuando se haya recuperado, el afectado deberá reincorporarse despacio para evitar un nuevo desmayo.
  • Una vez recuperado, si fuera necesario, trasladarle al hospital o centro de salud, y si no lo es, evitar que se vaya solo a casa y asegurarse de que alguien le acompaña.

Aparte de estas recomendaciones, es aconsejable que las empresas realicen una campaña de prevención para instruir a sus trabajadores acerca de los peligros que conlleva trabajar expuestos a altas temperaturas, así como las medidas de protección que deben adoptar (beber abundante agua, usar una vestimenta liviana y de colores claros, no bajar excesivamente la temperatura del aire acondicionado, etc.).