Su asesor le informa

Bienvenidos a nuestro espacio de comunicación en el que le presentamos información que esperamos sea de su interés. Ramón Lleonart.

Dos peligros acechan durante el verano: las lipotimias y las insolaciones.

Isidro del Campo es agricultor. Pasa muchas horas al sol, al aire libre y soportando altas temperaturas durante el verano, lo que puede ocasionarle la aparición de una lipotimia y/o una insolación, situaciones de riesgo grave y relativamente frecuentes durante la época estival.

Desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales, creemos que es interesante conocer en qué consisten estas situaciones y cuáles son las pautas de actuación que deben seguirse en el caso de que aparezcan.

¿Qué es una lipotimia?

Es un episodio de pérdida súbita del conocimiento, durante un corto periodo de tiempo (desde unos segundos hasta dos o tres minutos), motivada por  la falta de suficiente oxígeno en el cerebro.

¿Qué es una insolación?

Es una reacción provocada por la exposición prolongada al sol y su tratamiento debe ser inmediato.

¿Cómo debo actuar?

Cuando una persona sufra un episodio de lipotimia o insolación es conveniente actuar con diligencia y adoptar medidas precautorias, tales como:

  • Trasladar al afectado a un ambiente fresco, en el que circule el aire, evitando la acumulación de gente a su alrededor.
  • Si se está en el exterior, no mantenerle expuesto al sol.
  • Colocar a la persona en “posición de seguridad” (tumbado de lado) para evitar que la lengua le obstruya la garganta impidiéndole respirar.
  • Si la víctima se encuentra inconsciente, deberá llamar a los servicios sanitarios y no suministrarle ningún medicamento ni bebida.
  • Aflojar la ropa alrededor del cuello y cintura, aplicándole toallas o paños húmedos y proporcionarle pequeñas cantidades de agua si está consciente.
  • Cuando se haya recuperado, la víctima deberá incorporarse lentamente  para evitar un nuevo desmayo, y una vez recuperada se le llevará a la clínica u hospital correspondiente.

Amigo Isidro, además de las anteriores medidas es recomendable que tu empresa realice una campaña de prevención para instruir a los trabajadores acerca de los peligros que comporta trabajar bajo la exposición a altas temperaturas, así como de las medidas que deben adoptarse para evitarlos, de las que destacamos la ingestión abundante de agua, la utilización de  vestimenta liviana y de colores claros, o la realización de descansos en ambientes ventilados y frescos. En cualquier caso, siempre es aconsejable que les proporciones formación para poder actuar ante cualquier caso de lipotimia o insolación.