Su asesor le informa

Bienvenidos a nuestro espacio de comunicación en el que le presentamos información que esperamos sea de su interés. Ramón Lleonart.

LAS FACTURAS (I): La obligación de expedir y excepciones.

Son tantas las obligaciones formales a tener en cuenta por quienes ejercen una actividad económica que es frecuente que se olviden algunas (no podemos tenerlo todo en la cabeza). Para “refrescarle” la memoria vamos a dedicar, a partir del presente mes y también en posteriores, un monográfico relativo a las facturas. Comentamos este mes la obligación de expedir factura (o no).

La obligación de expedir y excepciones.

Normativa reguladora: Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación.

Principio general: Todos los empresarios o profesionales están obligados a expedir factura (y su copia) por las entregas de bienes o prestaciones de servicios que realicen en su actividad económica, aunque esté exentas del IVA, incluso por los pagos a cuenta efectuados, a excepción de las entregas de bienes exentas expresamente por la norma.

En consecuencia, deberá expedirse factura, en todo caso, en las siguientes operaciones:

  1. Cuando el destinatario sea empresario o profesional y actúe en el ejercicio de su actividad económica (no como consumidor particular) o bien, no siendo empresario (consumidor particular), le exija la factura.
  2. Entregas de bienes que se destinen a otro Estado de la Comunidad Europea (en adelante C.E.), desde España o desde otro país integrante de la C.E. en determinadas condiciones.
  3. Las exportaciones a países no integrantes de la C.E., excepto tiendas libres de impuestos.
  4. Aquellas cuyo destinatario sea una persona jurídica que no actúe como empresario o profesional (fundaciones, asociaciones, etc.) y las administraciones públicas.
  5. Las entregas de inmuebles en las que el sujeto pasivo haya renunciado a la exención.
  6. Las transmisiones de activos fijos a que se refiere el artículo 123.Uno.B).3.º de la Ley del Impuesto.
  7. La factura es un documento mercantil con trascendencia contable, pues sirve de soporte a las anotaciones de tal naturaleza llevadas a cabo por quien ejerce una actividad económica, cuyo contenido debe especificar con claridad la operación realizada por el expedidor. Debemos distinguirla del “recibo”, mero justificante del pago de una cantidad determinada y por los conceptos que en el mismo se hagan constar.

Excepciones a la obligación de expedir: No existe obligación de expedir factura por las siguientes operaciones:

  1. En las operaciones exentas de IVA, salvo en las que contempla el artículo 20.Uno.2.º, 3.º, 4.º, 5.º, 15.º, 20.º, 21.º, 22.º, 24.º y 25.º de la Ley del Impuesto y determinadas operaciones realizadas por entidades de crédito.
  2. Las realizadas por empresarios que tributen en el régimen de Recargo de Equivalencia en el IVA (comerciantes minoristas personas físicas).
  3. Las realizadas por empresarios acogidos al régimen simplificado del IVA.
  4. Las operaciones realizadas en el desarrollo de las actividades que se encuentren acogidas al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca.