LAS NUEVAS MEDIDAS RELATIVAS A ALQUILERES: VUELTA ATRÁS.

El pasado 18 de diciembre se publicó el Real Decreto Ley (RDL) 21/2018, por el que se aprobaron una serie de medidas urgentes, entre otras materias, relativas a los alquileres de vivienda, entrando en vigor al día siguiente.

Al no haber sido convalidado este RDL por el Congreso de los Diputados en sesión celebrada el 23 de enero, todas las modificaciones contempladas en dicha norma dejan de estar en vigor a partir de tal fecha. Sin embargo, los efectos de la norma permanecieron vigentes entre ambas fechas, esto es, del 19 de diciembre de 2018 al 22 de enero de 2019, por lo que:

  • Los contratos de arrendamiento que hayan sido otorgados durante este periodo son válidos y se les debe aplicar la legislación vigente durante el mismo.
  • Aquellos contratos que se otorguen a partir del 23 de enero de 2019 se regirán por la legislación vigente hasta el 18 de diciembre de 2018.

¿Cómo queda la duración de los contratos de alquiler?

Se vuelve a la situación anterior, esto es, la libremente pactada por las partes, aunque si el plazo pactado fuere inferior a tres años, a voluntad del inquilino podrá prorrogarse la vigencia del contrato hasta que se cumpla tal periodo, en vez de los cinco o siete fijados en el RDL no convalidado.

¿Qué ocurre con las prórrogas tácitas?

La renovación automática del contrato cuando ninguna de las partes se opone a su continuación vuelve a ser de un año, en vez de los 3 años que establecía el RDL.

La fianza

Con el RDL se fijaba en 2 mensualidades de la renta convenida la cuantía máxima de las garantías adicionales. Al no haber sido convalidado, los arrendadores pueden solicitar las garantías adicionales que estimen oportunas.

¿Quién corre con los gastos de gestión y formalización del contrato?

Corren a cargo del arrendatario. En el RDL se establecía que debía pagarlos el arrendador cuando fuese persona jurídica.

¿Qué pasa con los contratos de renta reducida?

Por vivienda de “renta reducida” se entiende aquella que se encuentre por debajo de la establecida, para el conjunto del Estado y con carácter general, en el Real Decreto que regule el plan estatal de vivienda vigente, a los efectos de tener habilitada la posibilidad de acogerse a algún programa de ayudas al alquiler.

Pues bien, el RDL establecía que en los contratos de arrendamiento de renta reducida el incremento producido como consecuencia de la actualización anual de la renta no podría exceder del resultado de aplicar la variación porcentual experimentada por el Índice de Precios al Consumo a fecha de cada revisión. Desde el 23 de enero, ya no están sometidos al IPC.

¿Cómo quedan las viviendas turísticas?

El RDL establecía la necesidad de obtener una mayoría cualificada para que las comunidades de propietarios pudieran limitar o condicionar el ejercicio de la actividad, o establecer cuotas especiales o incremento en la participación de los gastos comunes de la vivienda. Desde el 23 de enero, vuelve a exigirse la unanimidad de los propietarios.

También se establecía que los propietarios de viviendas de alquiler turístico pagarían hasta un 20% de los gastos de comunidad. Al volverse a la situación anterior, desde el 23 de enero pagarán lo mismo que cualquier otro propietario.

Enero 2019

 

packemprendedores

EXTRANET CLIENTES

¿Olvidó su contraseña?

Nuestros servicios

Nos esmeramos por ofrecer a nuestros clientes diversos campos de actuación.